miércoles, 13 de julio de 2011

The Punisher

Kingpin vuelve a dar guerra



"New York, una jungla de metal y maldad. Antes, y ahora. Un día en Central Park, el capitán de la marina Frank Castle está de picnic con su familia. Pero ese día sucedería algo que cambiaria la vida de Castle: Su familia, mientras corría alegremente por el parque descubrió una panda de mafiosos llevando a cabo un brutal asesinato. Sin pensarlo dos veces, los mafiosos acabaron con la vida de aquella familia y se dieron a la fuga. Ese día murió Frank Castle y nació El Castigador."

Ahora todo comienza cuando The Punisher (El Castigador para nosotros) se pone a buscar a un tal Bruno. Para esto comienza asaltando un garito de mala muerte y más adelante un autobús. Allí se encuentra con un matón que le revela más o menos el paradero de aquel hombre. Acto seguido nos dirigimos al Castillo de Pantaberde (Arizona) donde, por fin, encontramos a Bruno, pero justo antes de darle lo que merece un ciborg programado por el mayor criminal de la historia, Kingpin, acaba con su vida. Desde ese momento juraremos acabar con Kingpin y con su imperio del mal, pero claro... él se hace eco de esta decisión y pone precio a nuestra cabeza. Total, que nos embarcaremos en un viaje lleno de peligros en que hemos de sobrevivir a la amenaza que cierne sobre nosotros con un fin más o menos definido, que es acabar con Kingpin y todo su imperio.

El sistema de juego es muy sencillo: Tras seleccionar uno de los dos personajes disponibles(Punisher o Nick Fury cuando era blanco) entraremos en la pantalla de juego. Nos encontramos con la posibilidad de avanzar en todas las direcciones posibles (adelante, atrás, arriba o abajo). A nuestro lado encontraremos varias cosas, por un lado los objetos y por otro los enemigos. Tras derrotar a estos últimos avanzaremos por diversos niveles hasta finalizar la fase, para derrotar a un Jefe Final. Así durante las seis fases de las que consta el juego, con la lucha contra Kingpin sea cual sea el personaje seleccionado.
En este juego nos encontramos con varios enemigos y, cabe decir, bastante variados. Chulitos con gorra y gafas de sol que nos amenazarán con cuchillos o palos, poderosos matones que compensan su falta de cerebro con masa muscular, samuráis, punkies con lanzallamas, e incluso ninjas que emulan al trío de Mortal Kombat: Kitana, Jade y Mileena. Como era de esperar, también nos encontraremos al final de cada fase con un "jefazo", el típico Jefe Final. En esta ocasión serán seis, uno por nivel, aunque a medida avanza el juego volveremos a ver algunos en forma de enemigos normales y corrientes con su correspondiente barra kilométrica de vitalidad.
Pero los enemigos no serían nada si simplemente apareciesen a nuestro lado. Así pues, cada uno de ellos nos dará tortas con un estilo de combate más o menos definido. Habrá Karatecas, Yudocas, Ninjas, Samuráis o Wrestlers (tipo Zangief de Street Fighter o Radien de KOF). Además del tipo de combate "cuerpo a cuerpo" nos veremos las caras con auténticos magos del cuchillo, navaja, espada e incluso lanzallamas. Variedad nos faltará, vamos.
En lo que respecta al apartado gráfico, The Punisher raya a gran altura gracias a que apuesta por un look muy estilo comic, al contrario que ocurre por ejemplo con títulos similares como el anteriormente citado Cadillacs and Dinosaurs. Para esto hace uso de onomatopeyas al golpear a los enemigos y demás parafernalia.
Finalmente queda comentar las pantallas estáticas, escasas pero de bastante calidad y que han sido diseñadas por el mismo dibujante del comic original.


Gastar 0,50€ o no... esa es la cuestión

Queda claro que nos encontramos ante un gran beat' em up, uno de los mejores de Capcom en aquellos momentos y a día de hoy. Por su acción frenética, la calidad de sus melodías (lástima el volumen), la cantidad de acciones y de enemigos, por el carisma de Castle... un juego que no has de dejar de probar... total, por menos de 1€... Quizá te eche para atrás su duración, unos 40 minutejos, pero vamos, que es corto pero intenso como el que más.

Alternativas hay cientos, sin exagerar. Desde su hermano pequeño Final Fight a su hermano "gemelo" Cadillacs and Dinosaurs, siguiendo por toda la serie Double Dragon o Night Slasher.

Gráficos
Todo el apartado raya a gran nivel, apostando por un estilo "comic" con todo lo que esto conlleva, incluidas onomatopeyas.86
Sonido
Las melodías son, simplemente, geniales. Lástima que suenen demasiado bajo y que la acción las eclipse. FX y voces correctos.78
Jugabilidad
En este tipo de juegos sería extraño no encontrarnos con una jugabilidad elevada, y por suerte, este no es una excepción. La dificultad no es alta.88
Diversión
Es bastante divertido sobretodo jugando con un amigo, no obstante se hace corto y es demasiado fácil. La re-jugabilidad no es elevada.82
Nota final
Uno de los mejores Beat'em Ups que aparecieron por aquel entonces, aunque fue eclipsado por el genial Cadillacs & Dinosaurs por todo esto un merecidisimo 86

1 comentario:

  1. Si señor me alegra ver que vuelves por aquí, buen análisis BEN Master.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...