jueves, 6 de enero de 2011

Primeras horas con Kinect

El día de reyes acaba, y una de mis peticiones más esperadas era el sensor de movimientos de micro$oft: Kinect, por suerte este año me he portado bien y ya tengo en casa el aparatito, tras dos horas probándolo aquí mis impresiones:






Comenzaré con algo que es bien sabido entre todos los que me conocéis: por defecto guardo mucho recelo a todo lo que viene del gigante del software americano, no es un secreto mi antipatía hacia la compañía de Redmond, no utilizo sus sistemas operativos, ninguno de sus programas, y si no fuera por que compraron a Rare seguramente tampoco tendría su videoconsola (mi trabajo me costo tragarme el orgullo para jugar al Kameo), pero al cesar lo que es del cesar Kinect es todo un acierto.






Vamos por pasos, lo primero que me llamó la atención es lo grande que es la cámara en comparación con la eyetoy/pseye, así como su parecido con la cabeza del gran johnny Nº5, saco Kinect de la caja y me encuentro con las primeras pegas, el cable usb que conecta la cámara con la consola es muy corto lo que te impide jugar con la posición del aparato para buscarle las mejores condiciones para su ubicación (y es que Kinect no funciona bien en cualquier lugar), el segundo problema, aunque este menos preocupante es que si utilizamos una consola de las antiguas Kinect necesita de una fuente de alimentación alternativa al usb, así que tengo que buscarle un hueco en la regleta que tengo a rebosar de cables, una vez que esta todo en su lugar enciendo la consola y pongo Kinect Sport de Rare y espero que como siempre Rare no me falle, antes de comenzar la consola me pide actualizar tanto el Kinect como el juego acepto y continuo.






entramos en faena, carga el "Wii Sport" de Rare, Kinect me reconoce bien y selecciono el juego de ping pong, y aquí la prueba de fuego para ver como responde Kinect a mis movimientos, ni un minuto para darme cuenta que capta mis movimientos al milímetro, mi avatar realiza los mismos movimientos que hago yo y comienza lo bueno, la partida es divertida y te trasmite una sensación que no experimentaba desde que probé la Wii por primera vez, pero multiplicado por 100, tan realista que en a mitad de la partida me di cuenta que tenia la mano cerrada como si sostuviera la paleta de verdad, pase luego a probar el mini juego de atletismo: carrera, carrera con obstaculo, lanzamiento de jabalina, salto etc... idénticas sensaciones la cámara detecta mis movimientos al 99% y la risas están aseguradas, sobre todo al finalizar una prueba, cuando el juego te muestra fotos y vídeos tuyos haciendo el gamba delante de la tele (las caras de mi novia en la prueba de carrera con obstaculos son para enmarcar xDDD), también he de comentar que no todos los mini juegos están tan bien conseguidos, el boxeo deja un poco que desear pero no empaña una primera impresión que roza el sobresaliente.






Continuo jugando esta vez con el juego que trae de regalo el aparato: Kinect adventures, y que sin estar al nivel de la obra de Rare también te hace pasar un rato divertido y de risas, en esta ocasión jugamos a una prueba en la que montados en una especie de vagoneta sobre unos raíles tenemos que esquivar moviéndonos por la habitación saltando y agachándonos los obstáculos que salen durante el trayecto, otro de los mini juegos me recordó al clásico arkanoid pero utilizando todo tu cuerpo para hacer revotar una pelota contra los ladrillos que están al final de la pantalla.






El principal problema de Kinect como muchos sabrán es que necesita de un espacio considerable para ser disfrutado, yo pensaba que se exageraba, pero he podido comprobar que efectivamente necesitas un señor salón para sacarle todo el jugo, ya que necesita estar a una altura de entre 0.6 a 1.80 metros del suelo, y una distancia para un juego aceptable de 2 metros entre tú y el dispositivo, aumentado hasta los 2.5/3 metros para el juego en pareja, los que hayáis estado en mi sala de juegos os podréis hacer una idea de lo que os digo con el siguiente ejemplo: el kinect en mi mesa de escritorio y yo jugando en la puerta de la habitación y el juego me decía que era una distancia aceptable (que no idonea) para UN jugador.






Pros y contras de Kinect:

PROS:

Detención de movimiento de todo tú cuerpo de forma prácticamente perfecta.

Una nueva forma de jugar como nunca había experimentado.

Muyyyyyyyyy divertido y muyyyyyy reconmendable.

CONTRAS:

Necesitas una habitación de buenas dimensiones para jugar.

De momento pocos juegos que saquen todo el jugo a la experiencia Kinect.

Sólo permite un máximo de 2 jugadores, creo que se quedará corto para los party games.


Tras probar Kinect, Psmove y el Wiimote esta es mi valoración personal:






Kinect: ofrece la experiencia más profunda gracias a la detención de movimientos de todo tu cuerpo, consiguiendo de forma eficaz el disfrutar de juegos sin necesidad de mandos, sin lugar a dudas sería mi elección si sólo pudiera disfrutar de una.

Wiimote: Nintendo es la que impulsó la moda de levantarte del sillón para jugar, su catalogo de juegos en este sentido es el más grande y más nutrido de todas con una ventaja tan grande que es imposible que ni Sony ni Microsoft consiga hacerle sombra en esta generación, y vuelve a demostrar que más sabe el diablo por viejo...

Psmove: la bestia negra de Sony es sin lugar a dudas la consola a la que más horas dedico con una diferencia brutal respecto a las demás, sin embargo su sistema de detención de movimientos me parece una copia descarada del Wiimote de Nintendo, pierde completamente el factor sorpresa ofreciendo algo que ya hemos visto aunque con mayor precisión (me falta probar el wiimote con el wii motion plus).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...